Nutricionistas crean un adobo en beneficio de la salud

Las nutricionistas dietistas licenciadas, Mayra López Ortiz y Waleska Aponte idearon el Adobo Mi Sabor. (Suministrada)

Nutricionistas crean un adobo en beneficio de la salud

lunes, 18 de mayo de 2020 – 4:00 PM

Por Shakira Vargas Rodríguez

El Nuevo Día

La sal ha sido uno de los ingredientes esenciales para sazonar nuestros alimentos. Es la fuente principal de sodio, cuyo excesivo consumo se asocia a la hipertensión y a un mayor riesgo de cardiopatías y accidentes cerebrovasculares.

¿Cómo has condimentado tu comida durante la cuarentena? Precisamente, condimentar los alimentos sin el uso de sal era un reto para los pacientes de la nutricionista dietista, la licenciada Waleska Aponte, a quienes se les dificultaba continuar las recomendaciones ofrecidas por esta profesional.

Ante esa necesidad de condimentar los alimentos de una manera saludable y que no comprometiera la salud, nació el Adobo Mi Sabor de la mano de Aponte, producto cuya cualidad principal es que no tiene sal ni sodio, ni MSG (glutamato monosódico), ingrediente que resulta nocivo para la salud.

“Originalmente la receta es mía. Conversé con mi hijo, quien es chef, sobre la idea de la mezcla para condimentar. La modificamos, la probamos y nos gustó a los dos”, cuenta la nutricionista dietista, quien dejó esa idea guardada por dos o tres años, hasta que volvió a sentir la necesidad y decidió darle rienda suelta a ese proyecto.

Los sabores del ajo, cebolla, tomillo, albahaca y orégano predominan en este producto, así como cúrcuma, encargada de darle ese color que a los puertorriqueños les suele gustar en sus platos.

Para hacer realidad el Adobo Mi Sabor, Aponte contó con el apoyo de su amiga y colega, la también nutricionista dietista licenciada Mayra López Ortiz, a quien le contó su idea y lo vieron como oportunidad diferente de desarrollar un negocio a la misma vez que ofrecen salud.

“Con este podíamos demostrar que la nutrición se puede diversificar, que los nutricionistas no solo están para decirles qué comer o no a los pacientes, sino que podemos hacer otras cosas y aportar de una manera diferente en beneficio de la salud. Nos lanzamos a la tarea y fundamos Nutrition Group, LLC para que ella desde la zona norte pudiera trabajar el producto mientras yo lo hago en el sur”, indicó Aponte, quien tiene su práctica privada en Ponce.

Como micro y pequeñas empresarias, empezaron sin mucha experiencia, tocando puerta con puerta, pero con muchos deseos de emprender. Así arrancaron las primeras ventas de su producto en el 2017, que tras luego del huracán María, tuvieron que retomarlo poco a poco para ir dándolo a conocer a la vez que han continuado con su práctica privada como nutricionistas dietistas.

“Le añade un sabor bueno a los majados, a los arroces, las habichuelas, las sopas, las viandas y las pastas. Incluso, lo puedes agregar sobre el aguacate o hasta en el revoltillo. No tiene MSG porque se sabe que es un componente perjudicial para la salud y ese ingrediente está en otros adobos. No lo hemos incluido destacando que sin eso la comida va a saber bien”, sugiere la licenciada, quien resalta que este adobo resulta ideal para el paciente renal, diabético, hipertenso y con otros padecimientos cardiacos.

Asimismo, destaca que quien quiera usar sal, puede agregarla de acuerdo con la cantidad que le convenga sin sacrificar su salud. Señala que 1,500 milígramos de sal al día es lo que una persona debe ingerir en un plan alimenticio que sea bajo en sodio, de acuerdo con la Asociación Americana del Corazón.

“Incluso, para quienes no tienen presión arterial alta, consumir menos sodio ayuda a controlar que esta no aumente, lo que ocurre cuando envejecemos. Esto reduce el riesgo de desarrollar otros problemas, como enfermedades renales relacionadas por consumir mucho sodio”, orienta.

Aunque Aponte afirma que la marca aún no está establecida, El Adobo Mi Sabor ya tiene presencia en los health foods y en la mayoría de la cadena de los supermercados. También se puede adquirir a través de su página web, mientras que por Facebook comparten recetas saludables. En un futuro, no descartan ofrecer otras mezclas así como una variación de este mismo adobo, pero con pimienta.

“Todo esto lo hemos logrado solas, sin compañía de publicidad ni nada, es una historia de muchos sacrificios porque creemos en lo que estamos haciendo y en los beneficios del producto”, enfatizó.

Consumo diario de sodio

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que el 35 % de la población sufre de problemas de presión arterial alta, que es responsable de 9.4 millones de muertes al año. Según los datos científicos, el consumo diario promedio es de 3,400 mg de sodio al día. Esta organización recomienda 2,300 mg sodio al día.

A nivel mundial, incluyendo a los puertorriqueños, por lo general cada persona consume más del 75 % de esa recomendación, o sea, cerca de 5,000 a 6,000 mg de sodio al día.

Equivalencia de cucharaditas o milígramos por comida

  • 2,300 mg de sodio: 1 cucharadita de sal al día
  • 1,200 mg de sodio: 1/2 cucharadita o 200 mg por comida

Compartir en la redes